La República – Montevideo.  El poeta y escritor Eduardo Galeano era uno más en la multitud que ayer colmó la plaza Cagancha. “Asisto a este acto con mucha indignación –confesó a LA REPUBLICA- porque ésta SCJ parece ser muy suprema pero en la injusticia”.

Entiende que el órgano judicial “está cumpliendo un triste papel para el país y que los políticos les han encomendado porque ellos fueron los que los han nombrado quizá para borrar la memoria, para castigar la dignidad y para perpetuar el miedo”.

Galeano advirtió que “la cantidad de gente que se reúne acá y que muchos no vinieron y que sin embargo sin estar están, no quieren un país prisionero del miedo porque los países o las personas presas del miedo no son de verdad libres. La vocación de esta tierra es de vocación de valentía y de dignidad, que viene de los tiempos de Artigas cuyos mensajes siguen vivos entre nosotros”.

Consultado al respecto, Galeano destacó que “las dictaduras del cono Sur fueron cívico militares en el sentido de que contaron con el apoyo de algunos civiles que se prestaron a ese juego y sirvieron a los militares. Los civiles, algunos políticos, fueron los que los llamaron a limpiar la casa pensando que una vez hecha la tarea, se iban a retirar a los cuarteles pero no, le tomaron el gustito al poder y se quedaron a matar para robar, algo que nunca tuvieron la franqueza de decir”.