Pedro Martínez PírezPor Pedro Martínez Pírez

Moncada

José Martí dijo en “La Edad de Oro” que Bolivia es la hija de Simón Bolívar, y al Presidente boliviano escribió en estos días el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, para decirle a Evo Morales que no se desanime en su  lucha por lograr una salida al mar para su país.

La carta de Fidel a Evo Morales ha recordado a todos los latinoamericanos y caribeños que a Bolivia la privaron en 1879, en la llamada Guerra del Pacífico, de 400 kilómetros de costa y 120 mil kilómetros cuadrados de territorio.

La guerra entre dos Estados de similar cultura y origen, recalcó Fidel, fue de nefastas consecuencias para dos pueblos de nuestro hemisferio.

De las tierras arrebatadas a Bolivia la burguesía y el imperialismo extraen cada año decenas de miles de millones de dólares, añade la misiva del líder cubano, quien recomienda al pueblo boliviano no desanimarse porque hay mucho que hacer en el maravilloso país del Altiplano.

“Hay mucha quinua que sembrar, mucho alimento por producir, mucho empleo por crear y reuniones internacionales donde proclamar el derecho de Bolivia de salida al mar”, enfatiza la carta de Fidel, la cual ha tenido una amplísima repercusión internacional.

Y recodando al gran prócer venezolano escribió Fidel que “Simón Bolívar no habría aceptado jamás que se privara a los quechuas, aymaras y demás habitantes de Bolivia, de los derechos que le asignó El Libertador de América”.

El tema de la salida al mar de Bolivia es una de las prioridades de la justicia y el derecho en Nuestra América. Resolverlo en forma pacífica con el apoyo del pueblo chileno es, más que un sueño, un objetivo estratégico en el camino hacia la integración y unidad de nuestras naciones.

(Para ALER – CONTACTO SUR fue un reporte de Pedro Martínez Pírez desde Radio Habana Cuba)

Anuncios