El Bebe SendicSegún cuenta el Talla Spinelli, en el tiempo que el “Bebe” estuvo en Libertad (en el Penal de…), salía a jugar al fútbol. Lo ponían siempre de puntero izquierdo. El recreo duraba veinte minutos. Veinte. Si se iba la pelota afuera de la canchita debías pedir que te autorizaran a ir a buscarla con lo que el recreo quedaba reducido prácticamente a nada.

El Lider Campesino era espantoso jugando al fútbol. Apenas la agarraba, pateaba un centro a la luna y chau recreo. La pelota afuera y la bronca de todos con el Lider.

Nadie pensó que estuvo toda su vida tirando la pelota a las estrellas, que jamás haría otra cosa. Por eso Raúl Sendic hay uno solo y este lado de América no tendrá otro puntero izquierdo como él.