Pedro Martínez Pírezpor Pedro Martínez Pírez

 MONCADA

 El apotegma martiano que sirve de título a este comentario se hará realidad durante el Coloquio Internacional sobre la Integración en América Latina y el Caribe: alternativas históricas y proyección actual, que sesionará en La Habana del 7 al 9 de septiembre próximo, a doscientos años de la histórica Carta de Jamaica de Simón Bolívar.

 El evento es organizado por la ADHILAC, la Asociación de Historiadores de Latinoamérica y el Caribe, que preside el profesor, historiador y ensayista cubano Sergio Guerra Vilaboy, presidente de esa organización fundada en México en 1974, y cuenta con el auspicio de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, la Cátedra Bolivariana de la Universidad de La Habana, la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos sociales en Defensa de la Humanidad, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Centro de Cultura Hispanoamericana de la Universidad española de Huelva, el Instituto de Estudios Hispanoamericanos de la Universidad Central de Venezuela y otras prestigiosas instituciones de Nuestra América.

 En la Carta de Jamaica, según nos comentó el doctor Sergio Guerra, por primera vez Bolívar, como jefe militar y estadista, plasma en un documento su idea sobre la unión de Nuestra América y su visión de futuro del Continente, lo cual confirma que El Libertador era un gran visionario y que su legado debe ser reivindicado por los gobiernos progresistas de nuestra región.

 Agregó el presidente de la ADHILAC que se han recibido 158 ponencias para ser expuestas y debatidas en el evento académico al que asistirán cerca de doscientos historiadores y estudiantes de numerosos países de Nuestra América, así como de Estados Unidos y España. Cincuenta y cinco de esas ponencias serán presentadas por investigadores cubanos.

 El Miembro de Honor de la ADHILAC, Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad de La Habana, tendrá a su cargo la inauguración del importante evento en un acto frente a la estatua de El Libertador, en el Centro histórico de la capital cubana, donde cuatro de sus Museos servirán de sedes para las sesiones diarias. Ellos son los Museos Simón Bolívar, Beníto Juárez, Oswaldo Guayasamín y la Casa de los Árabes, situados dentro del área de La Habana Vieja reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad y el lugar donde nació en 1853 el gran bolivariano y prócer de la independencia cubana, José Martí.

 La Habana, 20 de agosto de 2015