Etiquetas

,

Probarán en EE.UU poderosa vacuna cubana contra cáncer de pulmón

Por Rafa Perez

 Una revolucionaria vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón, desarrollada en Cuba luego de 25 años de investigación, se probará en los Estados Unidos con la colaboración del Instituto para el tratamiento del cáncer Roswell Park, de Nueva York, dio a conocer este martes la BBC.

 Nos referimos al Cimavax, un producto médico del Centro de Inmunología Molecular (CIM) de La Habana, que ha sido aplicado más de 5 mil veces con un éxito rotundo en la prolongación de la esperanza de vida en pacientes con etapas avanzadas de esta enfermedad.

Los resultados, que viene obteniendo desde 2011, son tan alentadores que el Instituto para el tratamiento del cáncer Roswell Park, se sumó al proyecto y colabora con el desarrollo e investigación de la vacuna cubana, así lo reporta BBC.

“Los datos muestran que la vida se ha prolongado, especialmente en pacientes menores a los 60 años, con una supervivencia media de 18,53 meses en los vacunados en comparación con los 7,55 meses para los no vacunados”, explicó el doctor Kelvin Lee, director del departamento de Inmunología de Roswell Park.

Lee adelantó que el centro ubicado en la zona neoyorquina realiza actualmente las gestiones necesarias ante la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para probar la vacuna en EE.UU, algo que podría tomar unos 5 años.

“El cáncer de pulmón es una enfermedad muy difícil, en la que la probabilidad de supervivencia para los pacientes diagnosticados en etapa avanzada es muy baja”, añadió por su parte, el experto cubano del CIM Kaleb León, quién subrayó que la vacuna era de carácter terapéutico, no preventivo.

“La idea básica es movilizar el sistema inmunológico para que sus componentes, que normalmente te defienden contra todo tipo de cosas, luchen contra las células cancerosas que crecen dentro del cuerpo”, explicó León.

De igual forma, Kelvin Lee precisó que Cimavax no ataca directamente al cáncer, sino que perjudica su crecimiento. “Al apuntar directamente al factor de crecimiento, el cáncer ‘pasa hambre’ y su progreso se ralentiza, prolongando la vida del paciente”, señaló.

Anuncios