Artistas e intelectuales protestan

“Cuando escucho la palabra cultura desenfundo la pistola”

José Millán-Astray (Militar franquista)

Artistas e intelectuales brasileños calificaron este viernes de “grave retroceso” la eliminación del Ministerio de Cultura y pidieron en una carta abierta al presidente interino, Michel Temer, que recupere la cartera, que pasará a depender de la de Educación.

Temer

Foto: El Ministerio de Cultura ha sido uno de los ocho departamentos suprimidos por el presidente interino, Michel Temer, que sustituye desde el jueves a Dilma Rousseff después de que el Senado determinara la apertura de un juicio político en su contra.

Sao Paulo  (EFE).- Artistas e intelectuales brasileños calificaron este viernes de “grave retroceso” la eliminación del Ministerio de Cultura y pidieron en una carta abierta al presidente interino, Michel Temer, que recupere la cartera, que pasará a depender de la de Educación.

La Asociación Busque Saber y el Grupo de Acción Parlamentar Pro-Música publicaron un manifiesto en el diario O Globo que fue suscrito, entre otros, por Caetano Veloso, Chico Buarque, Carlinhos Brown y Gilberto Gil, quien fue precisamente ministro de Cultura durante el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.

En la carta, denuncian que el ahorro que supondrá la desaparición del ministerio “es una pifia y no justifica el enorme perjuicio que causará” y aseveraron que la cartera “no es un balcón de negocios”.

Los artistas sostienen que la cultura brasileña “está destinada a ser una fuente permanente de desarrollo y de riquezas económicas mediante políticas adecuadas”.

La desaparición del ministerio, denuncian, suprimirá un medio para “desarrollar la tolerancia y el respeto a las diferencias, algo tan fundamental para la situación que atraviesa el país”, sumido en una aguda crisis política e institucional.

“La cultura es la creación del futuro y la preservación del pasado. Sin la promoción y protección de nuestra cultura, a través de un ministerio que se identifique y dedique a ella, Brasil cerrará las cortinas de un grandioso palco abierto hacia el mundo”, subrayan.

La fusión de los Ministerios de Cultura y Educación, según los promotores de la iniciativa, pone en riesgo conquistas como “la regulación del derecho de autoría, la legislación sobre varios aspectos de internet, la protección de patrimonio y el apoyo a manifestaciones populares”.

La cartera de Cultura “es una de las grandes conquistas de la identidad democrática brasileña”, continúa el manifiesto, que destaca su relevancia para la imagen internacional de Brasil y para “la divulgación de un país joven, dinámico, acogedor y creativo”.

El Ministerio de Cultura ha sido uno de los ocho departamentos suprimidos por el presidente interino, Michel Temer, que sustituye desde el jueves a Dilma Rousseff después de que el Senado determinara la apertura de un juicio político en su contra. EFE

Anuncios