Etiquetas

,

La medicina cubana es una de la más desarrolladas a nivel mundial, pero sufre limitaciones para su comercialización.

La medicina cubana es una de la más desarrolladas a nivel mundial, pero sufre limitaciones para su comercialización. | Foto: Archivo.

Telesur – Médicos y científicos cubanos realizan ensayos de la misma en otros países, pero aún esperan poder comercializarla legalmente.

El Centro de Inmunología Molecular (CIM) de Cuba, puso a disposición de forma gratuita, la primera vacuna contra el cáncer de pulmón a todos los pacientes de la isla que padezcan esta enfermedad.

De acuerdo a especialistas de la nación caribeña, se trata de un novedoso tratamiento, único en el mundo, que básicamente logra detener el avance de la patología, sin afectar la calidad de vida de las personas.

“Los resultados de la vacuna dan una sobrevida a los pacientes, no se elimina el tumor pero se detiene el crecimiento, permitiendo que los pacientes puedan vivir más y, sobre todo con una buena calidad de vida porque su toxicidad es mínima”, asegura el científico Arlhee Díaz.

Aunque se prevé que la misma (vacuna) pueda ser comercializada pronto, el bloqueo económico que aún mantiene EE.UU contra el país antillano, sin duda, se convierte en un serio obstáculo para que otros pacientes de otras naciones puedan verse beneficiados.

“Hasta el momento, lo único que hemos hecho es firmar un acuerdo de confidencialidad con un centro de investigación de ese país para empezar a intercambiar información. A partir de este punto, en un futuro podríamos empezar ensayos de fase 1, ensayo de eficacia”, explicó Díaz.

Por ahora los cubanos tienen acceso a la vacuna a través de sus hospitales, mientras que en el caso de los ciudadanos extranjeros, deberán primero ingresar al sistema de salud de este país, y luego pagar un monto módico para ser parte del tratamiento. Sólo médicos de esta nación están autorizados para aplicar la vacuna.

En dato:
La vacuna contra el cáncer de pulmón es única en el mundo y es muy novedosa. Básicamente actúa sobre una molécula que está exageradamente expresada en los tumores, por lo cual activa un crecimiento celular anómalo, impidiendo que el tumor crezca. La vacuna inhibe esa progresión tumoral, según afirman los expertos.
Anuncios