Etiquetas

, ,

cumbre-noal

por: Orelys Castillo – Barómetro Internacional

Del 13 al 18 de septiembre de 2016 en la isla de Margarita, Venezuela.

Partimos de tan significante lema, con palabras que evocan el pensamiento de Mahatma Gandhi “No hay camino para la paz, la paz es el camino”, y que nacen en un contexto de lucha por la independencia de las colonias, por la soberanía y autodeterminación de los pueblos ante las potencias europeas, que en el marco de la bipolaridad, de la lucha por la hegemonía del imperio estadounidense, los países del mundo y los que comprenden la región Africana, del Oriente Medio y Asia, decidieron ser libres.

En este contexto, hace 61 años se celebró la Conferencia Afro-Asiática (1955) en la ciudad de Bandung, Indonesia, con la visión de no alinearse a ninguna potencia, e inspirada y conducida por las primeras 5 naciones descolonizadas de la región asiática: Indonesia, La India, Ceilán (actual Sri Lanka), Paquistán y Birmania (actual Myanmar).

Esta Conferencia, es el antecedente del Movimiento No Alineado (MNA) y es el que define el espíritu y propósito del Movimiento a través de los Diez Principios de Bandung, los cuales enuncian: el respeto por los derechos fundamentales del hombre y la Carta de las Naciones Unidas, la soberanía y la integridad territorial, la igualdad de todas las razas y de todas las naciones, abstención de intervenciones o interferencia en los asuntos internos, respeto al derecho de toda nación a defenderse por sí sola o en colaboración con otros Estados, abstención de participar en acuerdos de defensa colectiva con vistas a favorecer los intereses particulares de una de las grandes potencias, solución de controversias a través de medios pacíficos y fomento de la cooperación recíproca.

Con estos principios y fomentando el derecho de los pueblos a elegir su propio modelo de desarrollo, hace 55 años se celebró la I Conferencia de Jefes de Estado y Gobierno en Belgrado (antigua Yugoslavia) del 1ero al 6 de septiembre de 1961, considerada como el nacimiento formal del MNA.

Esta Conferencia estuvo impulsada por el presidente Kwame Nkrumah de Ghana, el presidente Ahmed Soekarno de Indonesia, el presidente Yamal Abdul Nasser de la República Árabe Unida (Hoy Egipto), el presidente Josip Broz Tito de Yugoslavia y el primer ministro Jawaharlal Nehru de la India. Sus acciones eran conocidas como “La Iniciativa de los Cinco”.

Después de Belgrado en 1955, se han realizado 15 Conferencias, destacando que en Latinoamérica se ha realizado 3 Conferencias (2 en Cuba con el impulso de Los Castros y la Revolución Cubana y una (1) conferencia en Colombia bajo el gobierno de Ernesto Samper).

Hoy en su próxima XVI Cumbre, Venezuela se convierte en el 4to país en asumir el liderazgo en los No alineados y lo realiza en un contexto complejo y altamente dinámico:

– Venezuela es parte actualmente del Consejo Económico y Social, del Consejo de Seguridad como miembro No permanente y del Consejo de Derechos Humanos del Sistema de Naciones Unidas. Igualmente, posee la Presidencia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y del Mercado Común del Sur (Mercosur) y ahora, a partir del 17 de septiembre, la Presidencia del MNA.

La construcción del mundo pluripolar y multicéntrico a través de esta conducción contra-hegemónica, motiva las acciones de la derecha internacional y del imperialismo para arremeter a través de golpes blandos, injerencia y financiamiento al terrorismo, para derrocar un gobierno legítimamente electo, cuyo ejemplo se manifiesta a través del Decreto Obama.

– El imperialismo ante la vigencia del pensamiento bolivariano, ha impulsado a través de la derecha nacional, la desestabilización con planes continuados, que tuvieron su expresión el 1ero de septiembre; demostrando que no es a través del ejercicio democrático ni de la fuerza de las ideas que convencerán a un pueblo que ha decidido su destino, y que aprovecharán este escenario tan importante para generar espacios de desestabilización  y descredito al gobierno nacional.

– A nivel global, la grave situación de las personas en búsqueda de refugio, motivada por las guerras del capital, la permanente lucha por la autodeterminación de Puerto Rico y del Sahara Occidental, las condiciones indignas y de asedio del pueblo palestino, exigen la atención y reclamo global.

Por ende, los retos orientan a que los países No alineados fomenten:

– El respeto al Derecho Internacional y a la Carta de la ONU, pero impulsando la reforma del Consejo de Seguridad.

– El impulso y ejecución de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, consenso global para el desarrollo de los pueblos; y

– Se incremente la cooperación Sur-Sur entre los pueblos.

Porque tal como lo manifestó nuestro Presidente Hugo Chávez, en la XIV Cumbre del MNA, celebrada en La Habana en el 2006.

“Hago un llamado a los países del MNA para sumar fuerzas y empujar el sol en este nuevo amanecer (…) batallamos por otro mundo necesario, imprescindible y absolutamente posible (…) O logramos darle un viraje al mundo y humanizarle o estaría en peligro la propia especie humana”.

En este sentido, vital es que este foro de concertación política, que representan casi dos tercios de los miembros de las Naciones Unidas con 120 países miembros y que contienen 55 % de la población mundial, adopte e impulse el Nuevo Orden Económico Internacional (NOEI), y el Nuevo Orden Mundial de la Información y Comunicación (NOMIC), que brinde visibilidad a los siempre excluidos y adopte en consenso los temas comunes por la humanidad.

Hoy Venezuela asume el reto de conducir este importante foro multilateral por 3 años; Hoy, los países y sus pueblos se declaran No alineados a la hegemonía, No alineados a los imperios, No alineados al intervencionismo que impide el desarrollo justo, equilibrado y diverso. Hoy los pueblos, se erigen como bloque ante el escenario internacional para  alzar la voz ante las injusticias y buscar soluciones Unidos por el Camino de la Paz.

Anuncios