Etiquetas

,

contra el bloqueo estadounidense

Por María Josefina Arce. RHC

Finalmente Estados Unidos aprendió la lección y comprendió cuán aislado ha estado los dos últimas décadas en el seno de la Asamblea General de la ONU, que año tras año desde 1992 se pronuncia enérgicamente en contra del unilateral bloqueo norteamericano contra Cuba, calificado incluso por el presidente Barack Obama como un fracaso.

Histórica fue la jornada de este miércoles en la sede del organismo internacional, en Nueva York, cuando por segundo año consecutivo 191 países dijeron un NO rotundo a la hostil política norteamericana, pero que además registró por primera vez la abstención de Estados Unidos y de su socio incondicional Israel, y por tanto ningún voto en contra del proyecto de resolución cubana.

La representante norteamericana, que hizo uso de la palabra, tras las numerosas muestras de apoyo y solidaridad registradas en la Asamblea, sin embargo, aclaró que este voto no quiere decir que su país esté de acuerdo con la política del gobierno cubano, pero que el bloqueo ha demostrado su inutilidad para hacer avanzar los intereses norteamericanos.

No perdamos de vista la reciente directiva presidencial, que establece los puntos principales de la política de Estados Unidos hacia Cuba en el futuro con un marcado carácter injerencista.

Y es que como bien afirmara en su intervención el canciller cubano, Bruno Rodríguez, el bloqueo económico, comercial y financiero sigue en pie y ocasiona múltiples afectaciones al pueblo cubano.

No obstante, el jefe de la diplomacia cubana afirmó que el voto de abstención es un paso positivo en el largo y complejo camino por la normalización de las relaciones entre las dos naciones.

Momentos antes representantes de bloques como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el Grupo Africano y la Organización de Cooperación Islámica dejaron bien en claro cuál es la postura de la comunidad internacional respecto a una política que por su declarado propósito, califica como un acto de genocidio y que ha provocado pérdidas a Cuba por 753 MIL 688 millones de dólares.

El Grupo de los 77 más China subrayó que es deber de todo estado miembro de la ONU respetar los principios de la Carta del organismo, por lo que Estados Unidos debería levantar el unilateral bloqueo, al tiempo que la Comunidad del Caribe expresó su esperanza de que esta fuera la última ocasión en que se debatiera el tema.

Destacan las palabras de Venezuela que en primer lugar habló como presidenta del Movimiento de Países NO Alineados y continuó en nombre de su nación. En sus palabras resaltó que Cuba ha logrado hacer frente a las dificultades manteniendo su soberanía e independencia.

Vivas a Cuba pusieron fin a la emotiva intervención del representante de Venezuela que enfatizó que la votación del pasado año fue una expresión unánime del pedido de que se ponga fin al cerco contra el pueblo cubano.

En otras intervenciones países de América Latina, Asia y África exigieron a Estados Unidos el fin del bloqueo contra Cuba, una nación que, destacaron, a pesar de los obstáculos que ocasiona esa hostil política no ha dudado en brindar su ayuda solidaria a otros pueblos más necesitados, como fue ante la epidemia del ébola en Africa Occidental.

Los oradores coincidieron en que si bien en los dos últimos años el presidente norteamericano, Barack Obama, ha adoptado ciertas medidas, calificadas por La Habana de positivas, estas son limitadas en su alcance y profundidad, y mantienen intacto el bloqueo.

Sin dudas histórica fue la jornada de este miércoles, en la finalmente Estados Unidos escuchó el reclamo mundial y se dio cuenta de lo absurdo de mantener una política que es un bochorno, una vergüenza y un fracaso, pues como bien subrayara el representante de Ecuador el pueblo cubano ya venció y su Revolución pervive y da ejemplo.

Lo vivido hoy en la Asamblea General de la ONU demuestra como afirmara el canciller cubano que la verdad siempre termina por abrirse paso y la justicia termina por imponerse.

Editado por Maydenys Rodríguez
Anuncios