Etiquetas

, ,

ramonet

Ignacio Ramonet, Periodista y Escritor Español manifestó impresiones sobre la partida física de Fidel

por Lorenzo Oquendo

Ignacio Ramonet: Nos habíamos acostumbrado tanto a tener a Fidel, ahí, como una referencia permanente. Constantemente decirnos – cuando vuelva a ver a Fidel, le voy a decir esto, le voy a preguntar esto, voy a estar al tanto de esto, estamos tan atentos a sus textos, que el hecho de ya saber que eso no va a producirse, evidentemente fue un choque tremendo para personas como yo, pero me imagino evidentemente para el pueblo cubano para miles y miles de intelectuales.

Para mí Fidel Castro fue realmente un guía, una referencia permanente durante mucho tiempo, quiero decir cuando era un niño, que ya me interesaba por lo que estaba ocurriendo en La Habana aunque yo vivía en Marruecos, pero claro Marruecos era un país colonial, Cuba era una sociedad neo-colonial, era un país donde había racismo, en Marruecos estaba establecido, había discriminación racial, había cosas muy semejantes… y Fidel siempre fue una referencia, sus discursos.

Yo creo que soy una de las personas, que se ha leído todos los discursos de Fidel, pero todos, en fin los más importantes y siempre han sido para mí una gran referencia. Mi formación política, mi formación intelectual, yo diría, el hecho de interesarse por tal o cual problema, nosotros progresistas, preocupados por la emancipación social, no teníamos una sensibilidad ecologista.

Yo puedo decir personalmente que la sensibilidad ecologista me vino por Fidel, porque vi como se interesaba. Recuerdo perfectamente su discurso de la Primera Cumbre de Río, fue uno de los pocos Jefes de Estado que fue a Río de Janeiro y como anticipó lo que es hoy el principal problema del mundo “El cambio climático”, que pone en peligro a la humanidad.

Lorenzo Oquendo: Ramonet también comentó el vínculo de Fidel con Hugo Rafael Chávez Frías, líder bolivariano.

Ignacio Ramonet: De Chávez… por ejemplo, él fue el primero que lo detectó en cierta medida. Yo conocí al líder de Venezuela. Sabía evidentemente lo que estaba pasando. Prácticamente viví los acontecimientos de 1989, pero él detectó muy bien la importancia que iba a tener Chávez en medio de los militares, que no era un militar como otro, doy dos ejemplos nada más, pero tantas cosas, el análisis que podía hacer de la realidad, que era un análisis a la vez marxista pero fidelista evidentemente con sensibilidades muy particulares con la complejidad de pensamiento que tenía Fidel capaz de establecer relaciones entre elementos muy dispares a los que otras personas no prestaban atención, un analista muy excepcional, un estratega fuera de común, por consciente para mí ha sido un maestro digamos, un maestro en el sentido de que con él aprendí a pensar.

Lorenzo Oquendo: A la ausencia física de Fidel, también se refirió Ignacio Ramonet.

Ignacio Ramonet: Cómo vamos a llenar el vacío, que representa Fidel, no lo sabemos, porque a pesar de todo y, aún, en estos últimos años donde evidentemente sus fuerzas estaban disminuidas seguía produciendo textos, seguía produciendo reflexiones y siempre las hemos leído, meditado con gran interés cualquier frase de Fidel indicaba algo que merecía reflexión. No se cómo lo haremos evidentemente ahora, creo que será necesario volver a leer algunos textos de él, que van a cobrar mayor vigencia si se puede. Hay que conservar, yo diría, su estructura de pensamiento, digamos su arquitectura de pensamiento y de análisis. Creo que esto es una forma de poder analizar el mundo que viene con la parrilla de pensamiento, que Fidel nos enseñó.

Lorenzo Oquendo: Igualmente comentó Ramonet el vínculo de Fidel con los intelectuales.

Ignacio Ramonet: Escuachaba a los intelectuales, no cabe dudas, porque era un intelectual. Es decir también tiene esta característica, que es frecuente, si hoy vemos un poco en el panorama internacional, la clase política como se dice, no hay muchos intelectuales, hay pocos intelectuales. Pepe Mujica, por ejemplo, por qué se distingue, por qué se ha distinguido en estos últimos años, porque es un intelectual, es un filósofo.

Hay pocos intelectuales. Cuando en una antigua tradición, verdad, podía haber intelectuales en la política. Fidel lo era, lo mismo que su sensibilidad a la cultura, Fidel es el creador de la cultura cubana, quiero decir, hace instituciones culturales cubanas con muchas intuiciones fundamentales en materia de cine, de televisión, en materia de arquitectura, en materia de pintura, etcétera .

Es decir, un hombre preocupado por la dimensión que un político le debe dar a la cultura y este tipo de sensibilidad no es fácil, se puede ser un excelente político, se puede ser un excelente administrador, se puede ser un dirigente con una visión clara del proyecto que se tiene y no tener estas características que tenía además de ser un intelectual muy preocupado digamos por el sentimiento crítico del funcionamiento del mundo y por otra parte también el sentido de la creatividad, la necesidad de permitir que los creadores precisamente hagan surgir de la nada o hagan surgir de lo que no existe, algo nuevo que contribuya a enriquecer el patrimonio de lo que somos como identidad, porque la cultura es lo que da identidad.

*Ignacio Ramonet, Periodista y Escritor Español.

 Transcripción : Suzel Aguero

Editado por Maria Calvo

Artículos Relacionados

 

Anuncios