Etiquetas

, , ,

El Cóndor no pasa

Samuel Blixen

Entrevista en Rompkbzas (Espectador.com)

A 30 años de la votación de la Ley de la Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado para los crímenes cometidos durante la dictadura cívico militar, hay “hipocresía, gatopardismo y una manera de que todo siga como está”, según el escritor Samuel Blixen . De 180 causas sólo el 2% ha sido resuelto judicialmente y “esto es consecuencia de la ley de Caducidad”, dijo.

 Los “Archivos Berrutti” (hallados en 2009) no fueron estudiados aún pese a que fueron encontrados hace más de 7 años. Hay más de 50 CDs y más de un millar de rollos de película fotográfica disponibles, dijo Blixen. El periodista denunció que la mayoría del material fue archivado durante la presidencia de Julio María Sanguinetti pero dijo que hoy se actúa de forma tal que pareciera que no se quiere investigar.
Para Blixen, el llamado archivo “Castiglioni” es sólo parte de un material más amplio que hay que investigar. Reclamó que se investigue no sólo lo hallado en estos archivos si no lo que está pasando al día de hoy. Explicó que la Dirección de Inteligencia “ha digitalizado archivos desde el 1968 al 1974, y va a seguir hasta ahora, donde hay información muy importante que deberá ser procesada”.Blixen dijo que “Presidencia no actuó para indagar en los archivos encontrados en 2009. El grupo de trabajo ‘Por verdad y Justicia’ recibió estos documentos hace un mes. Antes se lo habían pedido al Archivo General de la Nación, pero le dijeron que no se lo daban porque eran reservados”. “Se va abrir ese material. La comisión investigadora va a abrirlo”, anunció.

El periodista indicó que “hay un trabajo que hizo pajarito Silveira que dice que él ‘tiene informantes que informan sobre los enemigos’. ¿Cuáles son los enemigos de la democracia? En 1992, un tipo que es un asesino, decía ‘yo recluto informantes para espiar a los enemigos'”.

El hecho de no investigar estos archivos es “el espejo de la ley de caducidad. Esta ley no solamente se negó a condenar y castigar, sino que tampoco hicieron nada por saber quiénes eran los responsables. Acá es lo mismo. Tenemos espionaje militar en democracia, donde los tipos gastaron mucho dinero, y vos te encontrás con tu gente y de repente te estaban espiando. Y de repente te siguen espiando”, remarcó Blixen.

Anuncios