Etiquetas

, , ,

Asume el nuevo gobierno sandinista. Daniel Ortega inicia en el día de mañana su tercer período de gobierno. ¿Cuánto tiene que ver el ALBA en el triunfo sandinista? A continuación, un análisis hecho por  Raúl Lenin Rivas (El 19) y publicado en enero de 2014 bajo el título “ALBA: Siete años contribuyendo al desarrollo económico de Nicaragua”

ortega-y-chavez

Con la adhesión de Nicaragua a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) el 11 de enero del 2007, un día después de la toma de posesión del Comandante Daniel Ortega Saavedra al frente del Gobierno, los resultados han impactado de manera positiva en el desarrollo económico y social del país.

Tras la consulta al pueblo nicaragüense el 10 de enero de 2007 en la Plaza de la Fé, Nicaragua ingresó al ALBA para llevar un beneficio real a las familias pinoleras, tal como lo explica el director de Radio La Primerísima, William Grigsby Vado al asegurar que el resultado inmediato de esa adhesión fue el fin del racionamiento de la energía eléctrica en mayo de 2007.

Grigsby consideró que la decisión del Presidente Daniel Ortega de introducir a Nicaragua en el ALBA fue muy importante, porque sin el ALBA se hubiese fracasado como Estado, dado que poco tiempo después se dio la crisis del petróleo, que llegó a estar a más de US$150 el barril, y para el Estado de Nicaragua hubiera sido imposible que se hubiera podido sostener y gracias al ALBA se logró con el acuerdo de Petrocaribe que posibilitó diferenciar los pagos y poder enfrentar la crisis.

“El efecto no se hizo esperar, fue cuando triunfó el Frente con nuestro Comandante Daniel Ortega que al día siguiente Nicaragua empieza a trabajar con el ALBA y dentro de este proyecto bolivariano es que se incorpora Nicaragua al ALBA, transcendental para la historia de los pueblos latinoamericanos y de nosotros los nicaragüenses en especial”, manifestó el Comandante Guerrillero Edén Pastora Gómez.

Tarifa social del transporte un resultado efectivo del ALBA

Pero los efectos de Nicaragua en el ALBA no solo impactaron en garantizar que todos los nicaragüenses tuvieran el fluido eléctrico las 24 horas, sino que también tocó el bolsillo de los sectores usuarios del transporte colectivo urbano al mantener el Gobierno Sandinista la tarifa del pasaje de bus en C$2.50.

Francisco Alvarado Díaz, director general del Instituto Regulador de Transporte del Municipio de Managua (Irtramma) afirma que sin el ALBA el Gobierno no habría podido subsidiar el combustible ni habría introducido un aporte al diferencial del pasaje y de esa manera mantener la tarifa en C$2.50.

“Sin el ALBA esta tarifa sería totalmente imposible, es más no quisiera ni imaginármelo el estrago que haría en los bolsillos de las personas que están con salario mínimo. Sabemos en este caso que un núcleo familiar de cuatro personas, a veces de seis, al menos necesita viajar unas 220 veces al mes. Si eso costará C$7.00 significaría C$1540.00 que estaría destinando ese núcleo familiar de sus ingresos de salario mínimo solamente en pasaje y si estuviera ganando el jefe de familia C$3000.00 en un empleo de zona franca solo en transporte estaría gastando casi el 50% de los ingresos, sería insostenible para los sectores de más bajos ingresos”, declaró Alvarado.

El director de Irtramma detalló que en el periodo del 2007 al 2013 se ha aportado con fondos de Hacienda C$915 millones para completar la tarifa social, siendo distribuidos C$90 millones en el 2007, C$100 millones en el 2008, C$110 millones en el 2009, C$110 millones en el 2010, C$130 millones en el 2011, C$175 millones en el 2012 y C$200 millones en el 2013 y que con los proyectos del ALBA se ha aportado cerca de C$1,500 millones entre el 2007-2013 con lo cual se logró ofrecer combustible más barato a los transportistas.

Indicó que además de brindarles las facilidades de combustible barato, al sector transporte se le ha garantizado acceso a una flota renovada de buses a precio muy bajo donde el Gobierno ha asumido el diferencial para mantener la tarifa social en C$2.50.

“Entonces como una estrategia de nuestro gobierno revolucionario, del comandante Daniel y la Compañera Rosario para darle acceso a las grandes mayorías al transporte urbano colectivo, a los sectores de más bajos recursos, entonces se destinaron fondos para dar el combustible más barato, porque si yo te entrego combustible, un vehículo barato tu costo de producción se baja, tu estructura de precio es más barata para cobrar el pasaje”, añadió Alvarado Díaz.

ALBA factor importante en lucha contra la pobreza

Grigsby Vado aseguró que la lucha contra la pobreza emprendida por el Gobierno del Comandante Daniel Ortega Saavedra habría sido imposible sin el ALBA, dado que se contó con fondos para financiar programas como las viviendas, plan techo, bono productivo, carreteras, Centros de Desarrollo Infantil, entre otros tomando en cuenta que el ALBA no impone condiciones sino que simplemente ayuda, contrario a los organismos financieros internacionales.

“Ha sido transcendental, importantísimo la incorporación de Nicaragua dentro de la Alianza Latinoamericana, Bolivariana. Es el pensamiento de Sandino y el pensamiento de Bolívar que se fusiona y se hace realidad en busca de un futuro distinto a una América Latina a tal punto que América Latina era una cosa antes del ALBA y América Latina es una cosa después del ALBA, definitivamente ese pensamiento Bolivariano en la mente del Comandante Hugo Chávez se hizo realidad y Hugo Chávez fue tan grande que no solo cambió a Latinoamérica, cambió al imperio”, manifestó el Comandante Pastora.

La titular del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, Marica Ramírez Mercado señaló que al llegar Nicaragua al ALBA se contó con fondos para la construcción y rehabilitación de la red de Centros de Desarrollo Infantil (CDI) que estuvieron en el abandono durante los 17 años de los gobiernos neoliberales.

ALBA brinda mejores condiciones para enfrentar la pobreza

El director de Radio La Primerísima aseveró que al haber transcurrido siete años dentro del ALBA hoy se cuenta con mejores condiciones para poder enfrentar las raíces estructurales de la pobreza y se tiene un escalón más alto que es el intercambio tecnológico, el intercambio de conocimientos entre todos los países más allá de las ayudas financieras o de petróleos.

Grigsby insinuó que el ALBA abrió las posibilidades del país para una cooperación horizontal con un grupo del Sur de América, es decir la instalación en Nicaragua del modelo de cooperación Sur-Sur que implicó también un impulso a la lucha contra la pobreza en el país.

ALBA una institución de solidaridad de los países

William Grigsby definió al ALBA como un proyecto que parte del reconocimiento de la desigualdad entre las naciones y que fortalece las potencialidades de cada país impulsando y promoviendo la solidaridad entre las naciones a fin de que estas se ayuden en lo que la otra necesita.

“Ese el principio esencial del ALBA, la cooperación que hasta este momento se desconocía en el mundo y creo el ALBA representa un modelo no solo de cooperación en el Sur, sino un modelo de sociedad a la que aspiramos todos donde se abata la pobreza y también se derrote la desigualdad”, apuntó.

 

Anuncios