Etiquetas

, ,

Leonardo Padura

La Habana, 15 feb  (RHC-PL) El lector cubano es el mejor posible en la lengua española, afirmó el narrador y periodista antillano Leonardo Padura, en la XXVI Feria Internacional del Libro de La Habana.

El también Premio Nacional de Literatura 2012, acudió a la presentación de la tercera edición cubana de La novela de mi vida, estimada por la crítica, por los lectores, y por su propio autor, como la más lograda de sus creaciones, esta vez al cuidado de Ediciones Matanzas.

‘Yo siempre lo digo, que es mi libro; donde hay un mejor equilibrio entre lo que yo quise decir, lo que logré y en la forma en que lo hice. Yo creo que es un libro en el que todo funciona milimétricamente, o casi, sin embargo es uno de los libros que ha tenido menos difusión internacional’, indicó en exclusiva a Prensa Latina.

En ese caso, atribuyó el hecho a que se trata de una historia es esencialmente cubana, relacionada con todo el proceso de origen de la nacionalidad, los traumas que la han acompañado a lo largo de 200 años, visto a través de una figura modélica que es José María Heredia, cuyas experiencias vitales, de alguna manera, se pueden reproducir en el contexto actual.

‘En Cuba ha tenido la recepción que yo esperaba en el sentido de que mucha gente lo ha leído y se ha identificado con la historia’, dijo el escritor, quien retrasó su presentación durante unos minutos para firmar algunos de los ejemplares de sus libros.

A propósito, Padura comentó que a la condición de mejor lector se une la de lector peor informado en lengua española en tanto las ediciones o son muy escasas en títulos o muy limitadas en número de ejemplares.

‘Necesitamos que haya libros para que esos lectores no se pierdan; el lector es un ente muy delicado como cualquier consumidor de cultura y si tu no lo alimentas, o bien cambia de hábitos alimentarios o bien busca otras vías para alimentarse, explicó el autor, secundado por el hispano mexicano Paco Ignacio Taibo II.

Padura, acreedor también del premio Princesa de Asturias de la Letras en 2015, antepuso cuatro décadas en las cuales se logró que el cubano sintiera avidez por la lectura, ahora menguada por diversas razones.

‘Creo que ese es un sistema que se ha roto por razones económicas, y estoy de acuerdo, pero hay también razones organizativas, burocráticas, promocionales, que no están funcionando como se debe, para que haya en función del lector cubano la suficiente cantidad de lectura que este demanda.’, dijo.

Otros libros del autor, reconocido con la Orden de las Artes y las Letras de Francia, se presentaron igualmente en la cita literaria como La cola de la serpiente y Adiós Hemingway, en un solo volumen a cargo de Ediciones Ácana, de Camagüey; en tanto, El hombre que amaba a los perros debía presentarse por la editorial Aurelia, una casa panameña asentada en Cuba.

El escritor de 61 años adelantó que está por terminar una novela que debe salir a fines de este año, la cual traerá de regreso al célebre personaje de Mario Conde y llevará por título La transparencia del tiempo.

Desde el 9 de febrero y hasta el 19 de noviembre, sesiona en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña el evento editorial más importante del archipiélago antillano dedicado al destacado intelectual Armando Hart, al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y con Canadá como país invitado de honor.

Editado por María Candela
Anuncios