Etiquetas

, ,

CARLOS SUZACQ FISER:
EL MÉDICO TORTURADOR URUGUAYO QUE EJERCE EN MADRID

José Ramón Piedecasas (el Gallego) estuvo preso 13 años en el 2do piso del penal de Libertad, cayó preso con Henry Engler, luego de ser liberado volvió a su tierra natal (España), vive en Madrid.

Allá se trata con un médico porque le habían diagnosticado cáncer óseo en columna, cosa que quedó descartada luego de una consulta con Henry, sí tiene un problema bastante serio en algunas vértebras pero no es cáncer!!!
A parte de eso hace años que lo tratan por un problema cardíaco, relativamente serio. Hace unos días tuvo un episodio de bradicardia importante que lo llevó a consultar en emergencia. Allí lo estabilizaron y concluyeron que había sido provocado por uno de los medicamentos que le recetó su cardiólogo. Se lo suspendieron y le aconsejaron viera lo más pronto posible a su cardiólogo.

En realidad ni el Gallego mismo sabe porqué (tal vez por ese medicamento mal indicado) le dio por Glooglear el nombre de su cardiólogo, para su sorpresa,  luego de más de tres años de atenderse con él, se entera de quien es el tal cardiólogo. Hasta el momento El Gallego sabía que era uruguayo y el cardiólogo sabía que el Gallego había vivido en Uruguay unos cuantos años. Ahora deduce que el Dr. sabría muy bien su historia, pero él no, por haber bajado la guardia y no habérsele ocurrido investigar quien era ese uruguayo.

En el archivo adjunto, que el mismo compañero envió para que se difunda aquí, verán de quien se trata. Realmente el pobre compañero no ha pegado una!! Ya le escribió una carta al médico, dándole las razones por las que no volverá a su consulta nunca más!
…………………………………………………………………………………………..

1)
http://postaportenia.blogspot.com.es/…/como-burros-de-ladri…
En diciembre de 1974 Carlos Suzacq Fiser era practicante de medicina. Éste hijo de un doctor de igual nombre trabajaba en el Regimiento de Caballería nº6 y en el Hospital Militar de Montevideo. En el 6tº de Caballería, esté realiza las fichas médicas a más de cuarenta detenidos y torturados. Suzacq pudo comprobar las consecuencias de las torturas en Luís González que continúa desaparecido. En 1976 se recibe de doctor y continúa en el Hospital Militar. Esta es una de las firmas que aparecen en algunas historias clínicas y que hay que revisar con lupa. Con la experiencia adquirida acá se va a España y trabaja en las prisiones militares.
2)
https://www.boe.es/boe/dias/1981/03/23/pdfs/A06275-06275.pdf
Carlos Américo Suzacq Fiser ingresó el 26 de enero de 1981 en el Cuerpo Facultativo de Sanidad Penitenciaria (española). Número de registro personal: A05JU182.
3)
http://elmuertoquehabla.blogspot.com.es/…/luis-eduardo-el-h…
…El 6º de Caballería era entonces el centro de actividades del Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA). Había un patio central donde se sometía a los detenidos al “plantón”, rodeado por vagones de tren donde se realizaban apremios con picana, tacho y golpes. La noche del 13 de diciembre de 1974, Luis Eduardo González González comienza a ser torturado en los vagones. Al día siguiente se lo vio en el plantón del patio. Un día después se lo dejaron ver a su compañera Elena mientras convulsionaba con los choques eléctricos. Exigían que “colaborara” bajo amenaza de dañar a su esposa embarazada. Al tercer día, todos los detenidos fueron examinados por el médico Carlos Suzacq, quien les hizo una “ficha médica” en las que les tomó la presión, les hizo preguntas de rutina y se les sacó una foto. Ya llevaban tres días de tortura y algunos debieron ser internados en el Hospital Militar. El 24 de diciembre, en Nochebuena, Elena es trasladada al vagón de interrogatorios. La sientan frente a su marido y les permiten tomarse de la mano. “Chiqui” le explica que le habían propuesto liberarla a ella si él colaboraba. Estaba lastimado, los pies hinchados, fatigado, pero lúcido. Les dieron 24 horas para pensarlo. Nunca volvió a verlo..
4)
http://ateaysublevada.over-blog.es/article-uruguay-madrid-d…
El 31 de diciembre de 2007 lo llamé por teléfono a Madrid y pude hablar con él. Le transmití nuestro interés en conocer el destino de Luis Gonzalez ya que fue el último que lo vio con vida. Apelamos a un posible arrepentimiento y/o conveniencia para que nos dijera la verdad. El Dr. Suzacq admitió estar en la fecha y los lugares indicados pero dijo no recordar nada más. Posteriormente evito toda comunicación. (Testimonio Ivonne Leites)
5)
fttp://www.ecn.org/actortura/95/fp95.txt

FP – 103.- En noviembre de 1995, la Sección Segunda de la Audiencia de San Sebastián, confirmaba la absolución de cuatro médicos de Instituciones Penitenciarias: CARLOS AMÉRICO SUZACQ (Hospital General Penitenciario), ENRIQUE MIGUEL SUBIZA (prisión de Alcalá – Meco), JAVIER MERINO DE LA CÁMARA y JOSÉ MARÍA SOBRÓN (prisión de Martutene (Guipúzcoa), que habían sido acusados del delito de imprudencia profesional con resultado de muerte por el tratamiento recibido por MIKEL ZALAKAÍN ODRIOZOLA en las prisiones de Martutene, Alcalá-Meco y Hospital General Penitenciario de Madrid, antes de su muerte por infarto de miocardio en noviembre de 1990. El Ministerio Fiscal, que había recurrido la absolución en primera instancia dictada por el Juzgado Penal número 1 de San Sebastián, solicitó la pena de un año de prisión para cada uno de los médicos juzgados. Mikel Zalakaín Odriozola, preso por su relación con ETA, sufrió un primer infarto de miocardio el 20 de julio de 1990, cuando se encontraba en la prisión de Orense, siendo trasladado al Hospital general Penitenciario de Madrid donde se le prescribió un tratamiento que nunca recibió. Pese a su grave estado, fue trasladado a la Prisión de Alcalá – Meco (Madrid) donde volvió a sufrir otro infarto, por lo que hubo de ser trasladado, de nuevo, al Hospital General Penitenciario. Desde aquí fue conducido, en un furgón de la Guardia Civil, a la prisión de Martutene (Guipúzcoa) donde sufrió un tercer y último infarto de miocardio, a consecuencia del cual murió en esta prisión el 30 de noviembre de 1990.

6)

http://elpais.com/diar…/…/06/07/espana/770940024_850215.html

La Fiscalía de San Sebastián pide un año de prisión menor para cada uno de los cuatro médicos que atendieron al preso de ETA Mikel Zalakain, muerto el 30 de noviembre de 1990 víctima de una parada cardiorrespiratoria que le sobrevino en la cárcel donostiarra de Martutene. Los inculpados, que a juicio de la acusación incurrieron en un delito de imprudencia temeraria con resultado de muerte, son José María Sobrón Gutiérrez, José Javier Merino de la Cámara, Enrique Miguel Subiza Cortel y Carlos Américo Suzacq Fiser. La acusación particular eleva las penas a 6 años. La defensa alega que el fallecido no atendió las insistentes recomendaciones médicas de que abandonara el tabaco, “al que estaba habituado con un consumo aproximado de 3 paquetes diarios y entre 6 y 8 puros”, y que con anterioridad había sufrido un infarto y varios amagos. El juicio comenzó ayer.
(Fallo: absolución)

Anuncios