Etiquetas

, , , ,

Fuera Almagro: Venezuela se respeta!!

por María Josefina Arce (RHC)

Multitudinaria fue la protesta de las últimas horas en Caracas, la capital venezolana, en contra de la campaña mediática que la tristemente célebre OEA, Organización de Estados Americanos, y su secretario general, Luis Almagro, vienen desarrollando contra Venezuela, en un intento por allanar el camino a una intervención.

Ya en mayo de 2016 Almagro solicitó, de manera ilegal, que se aplicara la Carta  Democrática Interamericana contra Venezuela. Aunque la normativa interna de la organización establece que solo una nación puede pedir tal cosa, el uruguayo no ha cesado de intentarlo.

Incluso se ha dedicado a través de las redes sociales a lanzar mensajes contra el país sudamericano. En su intervención ante el Consejo Permanente de la OEA, reunido ESTE LUNES en Washington a solicitud de Caracas, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, dejó al descubierto las acciones desestabilizadoras de Almagro, quien desde que asumiera su cargo en 2015 ha dedicado una buena parte de sus tuits contra Venezuela.

Advirtió que el secretario general actúa como agente de los intereses de Estados Unidos y llegó con mandatos muy claros al organismo: acabar con la Revolución bolivariana; sustituir al presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro; y apoyar las acciones de la ultraderecha violenta.

Varios países del organismo se han aliado con Almagro en contra del gobierno de Venezuela, que siempre ha abogado por el diálogo y la paz, como demuestra su accionar internacional y las conversaciones promovidas con la oposición venezolana para hallar una solución conjunta a los problemas que afectan a la nación.

El pretexto utilizado en el sentido de que Venezuela ha violado el orden constitucional encubre las verdaderas intenciones y es que en el seno de la OEA se gesta una agresión contra el país para derrumbar la Revolución Bolivariana fundada por el líder revolucionario Hugo Chávez.

Venezuela trabaja por llevar adelante las conquistas de la Revolución Bolivariana, y mantiene esos logros a pesar de los ataques de la derecha, que van desde incentivar acciones violentas hasta una guerra económica que afecta con creces al pueblo.

Por eso la canciller venezolana, Delcy Rodríguez ante el Consejo Permanente de la organización reivindicó el derecho de su país de avanzar en paz y con soberanía, hacia una sociedad más justa e inclusiva, por lo que rechazó y denunció el permanente ataque y acoso.

Las acciones injerencistas, alentadas por Almagro, desconocen la verdadera realidad de Venezuela y sus avances en muchos campos tras el triunfo revolucionario de 1999. Así tenemos que es el quinto país con mayor matrícula de educación y también el que cubre con servicios médicos a 82% de la población.

Un reciente informe del PNUD, Programa de la ONU para el Desarrollo,

ubica a Venezuela como una de las naciones con un alto índice de desarrollo humano, un indicador científico que aplica la agencia para medir avances de la esperanza de vida, alfabetización y calidad de vida digna de la población.

Almagro para lograr sus objetivos también violenta los estatutos del ente regional como demuestra la convocatoria para la reunión de este martes del Consejo Permanente con el fin de examinar la situación en Venezuela, sin contar con el debido consentimiento del país sudamericano, tal y como está establecido por las normas que rigen a la OEA.

Una maniobra por demás, fallida pues no logró imponerse al Consejo Permanente una decisión en contra de Venezuela, ni darle continuidad a los intentos de aplicar la Carta Democrática Interamericana a ese país. Como afirma una declaración de la cancillería cubana se demostró que Venezuela no está sola.

Los venezolanos desde todos los rincones del país marcharon en Caracas, la capital, para defender las conquistas de la revolución bolivariana que les devolvió la dignidad y la esperanza y defender también su derecho a vivir en paz, con soberanía e independencia y a resolver ellos sus problemas, sin injerencias de otros países.

Editado por Maria Calvo
Anuncios