Etiquetas

, ,

Masiva adhesión a la huelga general contra las políticas de Temer

Brasil: masiva adhesión a la huelga general contra las políticas de Temer

Brasil amaneció envuelto en una huelga general convocada por las principales centrales sindicales del país. La medida de fuerza tiene como principal objetivo manifestar el descontento de la clase trabajadora y todos los sectores sociales que están siendo agredidos por las políticas del presidente de facto Michel Temer. El catalizador fue la reforma laboral impulsada por el mandatario.

Los reportes de prensa locales señalan al transporte público como uno de los sectores con más alta adhesión al paro, que también incluye entre sus reivindicaciones el rechazo a la reforma de las jubilaciones que está en discusión actualmente en el Congreso.

En Brasilia, el servicio de metro y de transporte urbano está completamente paralizado y situaciones similares se viven en Río de Janeiro, Porto Alegre, Salvador y Sao Paulo, según consignó la agencia Prensa Latina. En Sao Paulo, además, permanecen obstruidas algunas importantes vías de circulación por los manifestantes. En estas ciudades también se observa un ostentoso despliegue de la Policía Militar, que ya reprimió algunas manifestaciones en Sao Paulo y Río utilizando sprays de pimienta y gases lacrimógenos.

De acuerdo con la Central Única de los Trabajadores (CUT), la adhesión a la huelga en algunos sectores estratégicos, como el gigante del petróleo de Brasil Petrobras, es del ciento por ciento. Seis refinerías, otras tantas terminales de distribución y 26 plataformas están paralizadas en estos momentos.

La amplia participación de la categoría, dijo la CUT, refleja los resultados de las asambleas realizadas previamente y en las cuales el 90 por ciento de los trabajadores aprobaron sumarse a la medida de fuerza para dejar en claro que no permitirán el desmonte que el gobierno ilegítimo de Temer viene promoviendo en el país.

En ciudades como Belem, capital del estado de Pará, la mayoría de las escuelas recesaron hoy sus labores, mientras en Minas Gerais cuatro universidades federales y más de 30 escuelas y universidades particulares, entre ellas la Pontificia Universidad Católica (PUC Minas).

El movimiento estudiantil también se sumó a la medida de fuerza. La presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes de Brasil, Carina Vitral, así lo detalló a la agencia Sputnik, en una conversación en la que destacó el rol de la comunidad educativa en esta protesta, rechazó la represión registrada en Sao Paulo, y aseguró que con esta jornada “no solo gana el movimiento organizado, sino que es una victoria del pueblo”.

A la huelga general adhirieron además la empresa de Correos; los bancarios de 22 estados; metalúrgicos, comerciantes; trabajadores de la industria química, el saneamiento, empleados públicos y trabajadores de la salud, quienes en muchos casos se limitan a atender solo casos de urgencia.

En declaraciones formuladas la víspera, el presidente nacional de la Central Única de los Trabajadores (CUT), Vager Freitas, enfatizó que más allá de las impugnadas reforma jubilatoria y laboral, el desencanto con la mentira golpista aviva también la huelga general de hoy.

“Lo que moviliza al paro es Temer; la desgracia que él trae para el país con la paralización de la economía, la falta de esperanzas del pueblo brasileño, la mentira que ellos hicieron creer con el golpe contra Dilma (Rousseff) diciendo que eso resolvería los problemas y el país volvería a crecer”, afirmó.

Tomado de Pulso de los pueblos

Anuncios