Etiquetas

, ,

Las equivocaciones de Trump sobre CubaEl Presidente norteamericano Donald Trump se equivocó en las líneas de su mensaje sobre Cuba. Emitió un breve comunicado este 20 de mayo, donde el primer error lo comete desde su primer párrafo cuando evoca la fecha como el Día de la Independencia de Cuba.

¿Será necesario repasar la historia? ¿Por qué su manido discurso no nos sorprende? Y es que durante décadas, cada año el Gobierno de los Estados Unidos de América conmemora ese día, ocultando la verdadera realidad. En esa fecha del año 1902, la Isla exhibió por primera vez su condición de neocolonia de Washington.

Cuatro años antes fuerzas armadas del norteño país habían impedido el triunfo del Ejército Libertador cubano sobre los colonialistas españoles. En ese contexto, desplegado entre 1898 y 1902, disolvieron el Partido organizado por el Héroe Nacional José Martí para hacer la Revolución y asestaron un golpe similar al Ejército Libertador.

De esa manera, Washington presentó un claro chantaje ante los cubanos: o aceptaban colgar una enmienda a su Constitución, denominada Enmienda Platt, o no habría retirada de las tropas ocupantes.

Las equivocaciones de Trump sobre Cuba

Lo que vino después, los cubanos lo sabemos bien. El país quedaría a disposición de poderosos intereses económicos estadounidenses, y su vida política nacional y exterior sería administrada en lo fundamental desde la Embajada de Estados Unidos en la capital cubana.

La implantación de un gobierno con rostro cubano que pensaba, hablaba y actuaba en inglés, constituyó una pieza indispensable para completar el jeroglífico del que iría surgiendo el modelo neocolonial concebido en Washington. El 20 de mayo de 1902 nació una neocolonia.

Por ello, tampoco aceptamos que el presidente Trump invoque el pensamiento de José Martí.

Las equivocaciones de Trump sobre CubaOtro de los errores del actual Jefe de la Casa Blanca es olvidar que durante los quince años que el revolucionario cubano vivió en Estados Unidos comprendió que ninguna república de América Latina sería completamente libre bajo el ala del águila imperial.

Amante y defensor de la independencia, Martí no vio nunca como opción emancipadora la propuesta anexionista; sino todo lo contrario, alertó acerca de las intenciones expansionistas del gobierno norteamericano en el continente.

Trump bien pudiera revisar los textos escritos por el Héroe Nacional de Cuba. José Martí vivió consagrado a la lucha por la libertad de su país, pero conoció profundamente los Estados Unidos.
Las equivocaciones de Trump sobre Cuba

En sus “Escenas Norteamericanas”, nos dejó una nítida descripción de la nación del norte y el elogio de lo mejor de ella. Sin embargo, también nos legó la advertencia de su desmedida apetencia de dominación que toda una historia de desencuentros ha confirmado.

Y por supuesto que en el errático mensaje de Donald Trump, emitido este 20 de mayo, no podía faltar el trillado tema de “los derechos humanos”. Este es un asunto que Washington históricamente politiza a conveniencia de sus decisiones, y que le ha servido también para justificar su política de agresiones contra Cuba.

Pero, ¿qué es verdaderamente para los Estados Unidos el respeto a los Derechos Humanos? Ante los ojos del mundo, sin ningún escrúpulo, ese país viola la Declaración Universal de los Derechos Humanos, tratando de imponer su inaceptable política de “haz lo que yo digo y no hagas lo que yo hago”.

Las equivocaciones de Trump sobre Cuba

 

 

 

 

 

 

 

El tema de los derechos humanos fue secuestrado por el gobierno estadounidense y sus aliados cercanos como instrumento de presión para sus políticas de dominación global.

Cuba conquistó hace más de medio siglo uno de los mayores derechos humanos. La pequeña nación logró el pleno ejercicio por el pueblo de la libre determinación en medio de amenazas, hostilidades y de los graves obstáculos derivados del bloqueo impuesto durante décadas por Estados Unidos.

Cuba también ha defendido los derechos humanos de numerosos estados de todo el mundo, pese a la existencia de la obsoleta política de Washington que viola incluso, los derechos de los ciudadanos norteamericanos a quienes su propio gobierno les prohíbe viajar como turistas a la Isla vecina.

A la mayoría de los cubanos residentes en los Estados Unidos, que han defendido y reclaman una relación diferente de ese país con Cuba, nuestro gobierno y el pueblo han expresado su reconocimiento.

Muchos de esos buenos cubanos, como aquellos que acompañaron a Martí, han reiterado que multiplicarán sus esfuerzos, leales a la tradición de la emigración patriótica que sirvió de sustento a los verdaderos ideales de independencia.

Las equivocaciones de Trump sobre Cuba Realmente, el presidente Donald Trump debiera buscar asesoría fidedigna acerca de la historia de Cuba para que no cometa más equivocaciones en sus apariciones públicas.

Ciertamente, varias fechas relacionadas con la independencia de la Patria conmemoramos los cubanos. Pero la irrefutable verdad es que la libertad, el ejercicio pleno de nuestros derechos, la justicia social y la soberanía, fueron conquistados con la Revolución del primero de enero de 1959, encabezada por Fidel Castro, el más grande y genuino martiano de todos los tiempos.

 

Anuncios