Etiquetas

, ,

RT – El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, reiteró el domingo un señalamiento: la oposición acude a la misma fórmula que aplicó en 2002 contra Hugo Chávez para sacarlo del poder. ¿La estrategia del golpe sigue vigente? 

¿Se repite contra Maduro el guión golpista que le aplicaron a Chávez en 2002?

“La oposición está repitiendo la historia trágica de 2002-2003 como una comedia sangrienta”, dijo el presidente Nicolás Maduro.

El señalamiento no es nuevo. Desde enero de este año, cuando la derecha decidió definitivamente cerrar la posibilidad de un diálogo con el gobierno y llamar a sus adeptos a las calles, Maduro advirtió que pretendían emular el escenario que vivió el país en 2002.

Quince años atrás, la oposición perpetró un golpe de Estado contra el entonces presidente Hugo Chávez. Los argumentos esgrimidos en esa oportunidad por la dirigencia de derecha eran el supuesto carácter “dictatorial” del gobierno, el desacuerdo con la política económica y el rechazo a 49 leyes habilitantes que le daban un nuevo marco jurídico al país. Hoy, el escenario es parecido. ¿Cuáles son esas coincidencias?

Protestas de calle

En 2002, las manifestaciones estuvieron a la orden del día y casi todas, convocadas en el este de Caracas. La Plaza Altamira, en la acomodada urbanización homónima, se convirtió en el epicentro de las movilizaciones.

En 2017 es igual. El municipio Chacao, gobernado por la oposición y el más rico del país, es el punto más frecuentado por la derecha en sus protestas de calle y donde más se han registrado enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de orden público.

El punto de inflexión en 2002, que derivó en el golpe contra Chávez, fue cuando la oposición desvió una de sus movilizaciones hacia el centro de Caracas, donde manifestaba el chavismo. Allí, la actuación de la Policía Metropolitana -aliada de la oposición- tuvo gran responsabilidad en la muerte de 13 personas y cientos de heridos. Las víctimas pertenecían a ambos bandos políticos.

En 2017, la derecha ha hecho amagos por llegar al centro de Caracas, pero no han sido fructíferos. Sin embargo, en días recientes, un funcionario sustrajo un helicóptero de la policía científica -porque tenía credenciales- y lo llevó hasta el carozo de la ciudad, donde disparó contra el Ministerio del Interior y lanzó cuatro granadas al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), como “protesta” contra Maduro. El evento no registró víctimas fatales.

Boicot económico

Una de las estrategias que utilizó la oposición contra Chávez fue el llamado a paro. La cúpula empresarial y patronal se encargó de boicotear el aparato productivo del país con bloqueos a la industria petrolera, principal fuente de divisas, y llamados al cierre de comercios.

Anuncios