Etiquetas

,

por Ricardo Daher

La alcaldía de Guadalajara, cerca de Madrid, decidió que se debe volver a enterrar en las cunetas a las víctimas del franquismo, y reclamó un pago de más de 2.000 euros, a la hija de un fusilado por la dictadura franquista que logró exhumarlo y enterrarlo en el cementerio.

La alcaldía de Guadalajara es gobernada por el Partido Popular, y decidió que los restos de fusilados por la dictadura franquista, poco después de concluida la guerra civil, deben ser devueltos al lugar en que estaban enterrados, es decir en cunetas de caminos rurales, tras ser encontrados por sus familiares este año.

Resultado de imagen para Ascensión Mendieta encontró a su padreAsunción Mendieta

Asunción Mendieta, de 91 años, logró tras décadas, encontrar el cadáver de su padre Timoteo Mendieta, detenido por el gobierno franquista días después de concluida la guerra civil, y que no había vuelto a ver ni conocido su paradero desde entonces. Su búsqueda la convirtió en una involuntaria luchadora por la memoria histórica. Ahora conoció que el gobierno municipal le reclama 2057 euros por la exhumación de su padre.

Se estima que en España hay enterrados en lugares no conocidos, unos 140.000 asesinados por la dictadura franquista.

El pasado año se encontró un republicano fusilado por el franquismo en el camino de entrada a un cementerio. El cura del pueblo había sugerido ese lugar de entierro, fuera del cementerio “sagrado” para que además los visitantes al cementerio pisaran la tumba oculta del “comunista”.

Anuncios