Etiquetas

, , ,

por Alberto “Cacho” Rodríguez, Resumen Latinoamericano, 5 agosto 2017

El “progresismo” del Papa Bergoglio demostró que tiene patas cortas. A la hora de enfrentar en serio al capitalismo, a los que acumulan ganancias a expensas de los pueblos y de ponerse de verdad al lado de los pueblos que luchan por su liberación, el Gobernante del Estado Vaticano capotó.

Tiene la lógica de que en Venezuela, la cúpula de la Iglesia Católica, está jugando a fondo a favor de la derecha golpista, respaldando política y espiritualmente, de manera abierta y pública, a las bandas fascistas armadas que incendian, queman y asesinan a militantes populares. Es copia fiel de la actitud que otra cúpula, la argentina, hizo durante la dictadura militar del 76 y en las anteriores.

Francisco prefirió cuidar el rancho propio. Si para eso había que contradecir discursos, políticas y posiciones anteriores sobre otras situaciones, en otros lugares del mundo, no hay problemas. Pero confrontar con la Iglesia de Venezuela y sus consecuencias en otros países del continente, no es negocio para el Vaticano.

Para colmo la Secretaría de Estado está dirigida por el cardenal Pietro Parolin, antiguo nuncio en Caracas.

Derrotada la derecha por el pueblo chavista en la Constituyente con más de 8 millones de votos, las FFAA respaldando firmemente el proceso, la derecha con su capacidad de movilización seriamente resentida, en un ambiente de festejo popular, el Papa les pide que suspendan y no reúnan a la “nueva Constituyente”, lo que significaría desconocer la voluntad de millones de venezolanos expresada en una jornada heroica. A sabiendas que eso no ocurrirá y que una resolución de ese tipo dejaría al país al borde de un golpe y el baño de sangre que el imperialismo y la derecha tienen en sus planes.

Para colmo la declaración ignora el rol principal de los EEUU y los ricos de Venezuela (la burguesía) en la crisis por la falta de alimentos y medicamentos, no mencionan los asesinatos, trancas y otras acciones de los grupos terroristas de derecha, ni una palabra sobre los llamados al golpe de estado, el derrocamiento del Presidente electo por el pueblo, considera presos políticos a los jefes y ejecutores de estos crímenes y se enrola junto a esa derecha del MUD en la exigencia de elecciones inmediatas.

Mis opiniones sobre Francisco son por su carácter de Jefe de un Estado y su influencia y rol en la política mundial, le dejo a los creyentes expresar como tales las suyas, si es que las tienen, sobre las consecuencias de esta posición en la espiritualidad de los pueblos.

Anuncios