Etiquetas

,

dia mundial de los oceanos6

por Lucia Vernetti (VIX Explora)

El problema del plástico en los océanos y los vertimientos de este material en el mar alcanza las millones de toneladas alrededor del mundo, generando que la basura sea parte del ecosistema marino.

La basura se hunde en lo profundo del océano y es ingerida por animales marinos que la confunden con alimento, tal como ocurrió en Filipinas, cuando encontraron una ballena muerta con 40 kilos de plástico en su estómago.

El 15 de marzo apareció una ballena de más de 4 metros, proveniente de la la especie zifio o ballenato de Cuvier, varada en la orilla del mar del municipio de Mabini, en la provincia de Valle Compostela en Filipinas. Al día siguiente murió y se le realizó a una autopsia.

Los estudios realizados por personal de la Oficina de Pesca y Recursos Acuáticos de la provincia, dirigida por la doctora Elaine Belvis y el biólogo marino Darrell Blatcheley, constataron en su página de Facebook, que el cetáceo tenía 40 kilos de plástico en el estómago, donde figuran 16 sacos de arroz, una lona de plástico utilizada en las plantaciones de banano y bolsas de compra.

Se trata de la mayor cantidad de plástico encontrada en una necropsia realizada en ese centro a una ballena.

Darrell Blatchley explicó que el animal murió de inanición y no pudo comer debido a la basura que llenaba su estómago. «Es muy desagradable y desgarrador. Hemos realizado necropsias en 61 delfines y ballenas en los últimos 10 años y esta es una de los más grandes (cantidades de plástico) que hemos visto» dijo el biólogo.

Un problema que necesita acciones concretas

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, también conocida como FAO, por sus siglas en inglés, realizó un informe sobre la presencia de microplásticos en el océano, donde estima que actualmente hay alrededor de 5,25 mil billones de unidades de basura.

Sin embargo, la organización prevé que para el 2050, está cantidad de basura podría superar a la cantidad de peces en el océano, generando que el ecosistema cambie para siempre.