Etiquetas

, , ,

(Todo el mundo entiende, menos Donald Trump)

Guaidó

Hay que estar sencillamente desesperado para insistir, tras el fracaso en Venezuela, en la creación de líderes para subvertir gobiernos. Pero el doctorado de la aberración en la Casa Blanca llega con la pretensión de fabricar Guaidós, nada menos que en Cuba