Madrid y la Justicia española acentúan presión sobre Catalunya

Etiquetas

, , , ,

Resultado de imagen para fotos de las esteladas

por Ricardo Daher

El gobierno de Madrid emprendió el rumbo hacia la intervención del gobierno autónomo de Catalunya, y cortó toda posibilidad de diálogo, apoyado en una decisión de la justicia que envió a la cárcel a líderes independentistas.

Este lunes una jueza decidió enviar a prisión a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, acusados de sedición por sus papales en la convocatoria al plebiscito independentista realizado el pasado1de octubre. Imputó también al jefe de la policía comunal, “Mossos de Escuadra” Josep Lluis Trapero por la falta de participación de este cuerpo en los intentos de frenar el plebiscito, de hecho, en no haber participado en las acciones represivas que con ahínco realizaron los 10.000 agentes de la policía nacional y guardia civil enviados por el gobierno a Barcelona y que se mantienen aún en esa ciudad.

Tras conocerse el fallo de la jueza contra los dirigentes independentistas, en la noche del lunes volvieron a realizarse fuertes caceroleadas en casi todas las ciudades de Catalunya, y este martes, volverán a sentirse, después de las concentraciones multitudinarias que se han realizado en las principales ciudades de la Comunidad Autónomo integrada por las provincias de Girona, Barcelona, Tarragona y Lleida (Lérida).

Se espera para este sábado otra concentración de cientos de miles de personas en Barcelona, mientras que las realizadas este martes en la noche fueron también muy concurridas en decenas de ciudades.

El reclamo de los independentistas ante el parlamento de la Unión Europea por lo que consideran una represión a la libertad de expresión, fueron ignorada por ese órgano que considera que las detenciones “son un asunto interno de España”, pese a que ese mismo parlamento a aprobado innumerables declaraciones contra otros gobiernos extranjeros.

En tanto, el presidente del gobierno autónomo de Catalunya, Carles Puigdemont, tiene hasta el jueves para contestar una demanda del gobierno de España sobre sus intenciones de declarar la independencia. Ya se realizó el primer acto, donde Puigdemont reclamaba diálogo, mientras que el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, insistía en rechazar el diálogo e insistir en la unidad de España. Todo apunta que el fin de semana se concretará la intervención del gobierno catalán, lo que seguramente aumentará la tensión.

En tanto se han filtrado llamadas telefónicas de la Delegación del gobierno de España en Catalunya realizada a empresas para que abandonen la Comunidad Autónomo y fijen sus sedes en otros territorios, prometiendo beneficios fiscales. Ya una decena de empresas importantes han trasladados sus sedes desde Barcelona a Madrid, Valencia o Zaragoza.

El cerco económico se ha ampliado desde que el gobierno central limitó las competencias de lo que sería el ministerio de economía de Catalunya.
También este martes, el Tribunal Constitucional de España dejó sin efecto la llamada ley de transitoriedad aprobada por la asamblea catalana para ordenar el pasaje a la independencia y a la república.

De todas maneras, sectores catalanes insisten en seguir con los pasos previstos para la independencia con una declaración formal y aprobación de leyes en ese sentido.

Anuncios